Seguros para aparatos electrónicos


Hoy en día, nuestra vida cotidiana está rodeada de pequeños pero indispensables aparatos electrónicos. Quién no tiene un móvil, una Tablet y un ordenador, aparatos que se utilizan continuamente y que están expuestos a golpes o roturas accidentales, sin contar los robos en el caso de los Smartphones.

Algunas pólizas de hogar incluyen aspectos como el robo de los teléfonos móviles, sin embargo, dado el valor de estos aparatos electrónicos, no es descabellado plantearse la posibilidad de asegurarlos de manera independiente, al menos móviles y tabletas, que son los que más riesgo de sinestros soportan. De hecho, es una de las últimas incorporaciones a la cartera de muchas compañías aseguradoras y, por supuesto, de las propias compañías de telefonía.

¿Merece la pena? Hay que tener en cuenta que el precio de estos seguros no es demasiado elevado y que estos dispositivos son cada vez más sofisticados, por lo que una rotura o un robo pueden suponer un desembolso económico más que considerable.

En el caso de los teléfonos móviles, este tipo de seguros suelen cubrir el robo, pero no el hurto (no media violencia). También cubren roturas de pantalla o reparaciones por filtración de agua. Y, en el caso de que hay un uso fraudulento, es decir, que el teléfono se use para realizar llamadas, se contempla una indemnización. Cuestiones (salvo la última) que también se aplican en el caso de tabletas u ordenadores.

Y, aunque el precio de este tipo de seguros no sea demasiado elevado, los hay que contemplan la posibilidad de incluir algún tipo de franquicia. Pero también es cierto que, aunque estos seguros resulten atractivos, tal vez sean más aconsejables en el caso de que los dispositivos tengan un valor apreciable y en el primer año de vida o, como mucho el segundo, ya que pierden valor rápidamente.

En cualquier caso, lo mejor es echar cuentas, buscar ofertas y tener muy claro si tratamos los dispositivos como se merece o somos un poco descuidados.

Estos tips te ayudaran a elegir tu compañia de seguros


El dia a dia de las personas esta lleno de situaciones que pueden llegar a ser riesgosas, por lo cual se pueden ver afectadas de manera contundente sus cuentas bancarias, afectando tanto al individuo como a su familia. En un dia común y corriente, todo aquello por lo que hemos trabajado poco a poco, puede verse en riesgo con la manifestacion de una enfermedad, Situacion en la que estuvo sumido el padre de Gilberto Sarmiento, tecnico insignia en la empresa cerrajeros Granada.

Quedar en un estado de invalidez o fallecer de manera inesperada puede dejar en una situacion delicada a nuestro núcleo familiar, ya que se corre un gran riesgo de que se disminuya nuestro patrimonio, algo que se ha trabajado arduamente durante un gran periodo de tiempo, por lo general. Es por ello que poseer un seguro se ha vuelto fundamental para nuestras vidas, pues estos nos garantizan la proteccion de aquellos seres que nos importan y que aún seguiremos protegiendo cuando ya no estemos vivos.

Las ofertas que inundan el mercado de seguros son muchas y variadas, por lo cual debemos estar conscientes de cuales son las herramientas o instrumentos mas ajustados para satisfacer nuestras necesidades como asegurados, algo de lo que saben muy bien los dueños de cerrajeros castellon, quienes hacen una exhaustiva labor de investigacion antes de establecer un contrato con una compañia aseguradora.

Ahora bien, uno de los puntos a tratar al momento de conseguir los instrumentos adecuados de aseguramiento es la familiarizacion con el vocabulario, pues los terminos empleados en este tipo de acuerdos son bastante particulares, por lo cual es recomendable conocerlos a fondo para tomar una mejor decision.

Otro punto importante es el objeto a asegurar, por ejemplo, puede que en una empresa como cerrajeros Valladolid, los propietarios quieran tener sus maquinas de reparacion aseguradas y no el local en general, por ejemplo. Es por ello que se realiza un analisis de cuales maquinas pueden ser mas vulnerables a sufrir algún tipo de accidentes o a perecer por otras razones.

Y por último, necesitas estudiar cuanta cobertura posee ese tipo de seguro.

¿Qué es un PPP?


Las siglas PPP definen a los perros potencialmente peligrosos. En el momento que se adquiere una mascota, se adquiere una gran responsabilidad, no solo para con ella, sino también ante las incidencias que esta pueda causar. El dueño está obligado a responder ante las travesuras del perro como daños superficiales en inmuebles o ropa. El problema surge cuando no solo el perro hace travesuras y puede ser peligroso. Un perro potencialmente peligroso es aquel que tiene tendencia a ser agresivo y puede agredir a las personas.

Estos perros, cuya segmentación, definición y diferenciación depende del gobierno de las distintitas comunidades autónomas, están obligados a tener un seguro que respalde las acciones que el perro pudiera llegar a hacer.  Aunque los dueños no siempre conocen esta responsabilidad, deben saber que el Real Decreto 287/2002 establece la total obligatoriedad de poseer el seguro.  El seguro de responsabilidad civil se puede contratar en todas las compañías aseguradoras  y depende de las capacidades del seguro tendrá distintas coberturas. Los dueños de las mascotas no siempre están de acuerdo con estas medidas , pues confían plenamente en sus mascotas, pero no podemos olvidar que son animales y que estos tienen instintos que  una buena educación no siempre puede  controlar. Esos instintos pueden ser muy peligrosos, y el alcance de la fuerza de un perro puede llegar a ser impredecible.

Primero hemos de educar bien a nuestras mascotas, para poder prevenir toda posible acción, pero si esto no llegara a ser suficiente, el seguro cubrirá al perro y a su dueño ante responsabilidades. Debemos entender el por qué de la obligatoriedad del seguro y saber que cuando se adquiere una mascota es para la toda la vida de esta misma y debemos responder ante ellas. Compra y adopta a conciencia tus mascotas.

Acerca de los seguros para coches de alquiler


Por lo general, todos los conductores de vehículos del Estado español están más que familiarizados con todo tipo de seguros para coches, cuyos servicios están obligados a contratar. La cobertura de estos seguros se encarga de dar respuesta a determinados contratiempos que el turismo que se tenga en propiedad pueda llegar a presentar.

Sin embargo, hay una parcela del contrato de pólizas y coberturas para vehículos que a veces pasa más desapercibida, pero que sin embargo puede afectar a cualquiera cuando menos se lo espere. Nos estamos refiriendo a los seguros de los coches de alquiler, esos vehículos que todos tenemos en nuestras manos alguna vez en la vida, ya sea por motivos de viaje, de trabajo o de desplazamiento geográfico desde nuestro radio de acción rutinario.

La base legal para los coches de alquiler es que deben tener un seguro de Responsabilidad Civil, aunque, más allá de eso, el cliente puede contratar muchas más asistencias y ampliar la cobertura.

No hay que olvidar que, a pesar de conducir un coche rentado que no es nuestro, cualquier daño propio o a terceros que pueda producirse será absoluta responsabilidad de quien conduce, y no de la empresa arrendataria. Por eso, lo idóneo sería viajar protegidos por un seguro de coche que evite situaciones desagradables; un problema, menor o grave, puede producirse en carretera en cualquier momento, no importa que el coche sea en propiedad o alquilado.

Entre los seguros base que las compañías de alquiles de vehículos ofrecen a sus clientes encontramos los TW, CDW y TP; todos ellos conllevan el hecho de que la propia empresa se haga cargo de los siniestros hasta una determinada cantidad de máximos, pues a partir de ahí el conductor queda totalmente desprotegido. Por eso, no estaría de más asegurarnos con una mayor cobertura de seguro de coche a la hora de ponernos en ruta con un turismo de alquiler.

Seguros de coche más caros. ¿Quiénes pagan más?


Sienta lástima por los hombres de 20 años de edad que compran el seguro de automóviles.

Un nuevo estudio realizado por InsuranceQuotes.com muestra que un joven 20 años de edad pagará cuotas mensuales muy superiores a la de una mujer soltera de su edad , un hombre casado de su edad y dramáticamente más que un hombre casado que se encuentra a sólo cinco años mayor .

“En general, se ve que los jóvenes suelen pagar más por el seguro, lo cual tiene sentido” dijo Mike Barry, portavoz del Instituto de Información de Seguro. “Estadísticamente los hombres jóvenes son los conductores de mayor riesgo, lo que significa que son, en promedio,  los más caros de asegurar. ”

¿Cuánto más caro? Un hombre de 20 años de edad paga el 49 por ciento más por el seguro que un hombre de 25 años de edad. También pagará 23 por ciento más que una mujer de 20 años de edad, soltera, según el estudio. Por parte de la empresa Cerrajeros Valencia han notado que sus conductores más cuidadosos son los casados.

“No es hasta que tienen algo de experiencia a sus espaldas, y tienen un registro limpio de manejo que las tasas empiezan a caer, ” dijo Barry. Aunque es bien sabido que las cuotas de seguros de automóviles tienden a caer con las personas mayores ya que se convierten en conductores más experimentados, hay otros factores que producen que las tasas bajen. Por ejemplo, un hombre de 20 años de edad que esté soltero paga un 24 por ciento más por el seguro de automóviles que los hombres de 20 años de edad que están casados .

InsuranceQuotes.com dice que una mujer soltera de 20 años de edad pagará el 28 por ciento más de una mujer de la misma edad que está casada. ¿Por qué? “Se basa en la suposición de que las personas – particularmente los jóvenes individuos se vuelven más serios acerca de ser mejores conductores cuando están casados, ” dijo Bob Hunter. Cerrajeros Barcelona tiene un promedio de arreglo de cerraduras de coches muy elevado para las personas de menos de 22 años, al igual que nos comentaron en la empresa de Cerrajeros Madrid.

¿Cómo funcionan los seguros de catástrofes luego de que éstas ocurren?


Las catástrofes, tan impredecibles como letales han pasado factura varias veces en la historia de la humanidad y han llevado consigo una gran cantidad de vidas. Es increíble lo trágicas que pueden ser y cuántas vidas pueden llevarse consigo, generalmente vienen en forma de fuerzas naturales, y llevan consigo no solo una gran cantidad de vidas sino también destruyen edificaciones, y todo tipo de construcciones dejando todo lo que pasa cerca totalmente desolado. ¿Pero qué pasa con todas estas construcciones? ¿Qué pasa si tu casa se ve destruida por un terremoto? ¿O tu negocio? Aquí es donde entran los seguros, y son capaces de salvarte. Por eso fontaneros Madrid le tiene alta estima a las compañías de seguro.

Pensemos un momento en las grandes tragedias que ha habido en el pasado, las catástrofes que han demolido ciudades ¿cómo los seguros pueden acarrear costos tan altos de tantas edificaciones destruidas? Bueno, con un buen nivel asegurador, se puede hacer. En Chile ha habido catástrofes terribles, y en la que ocurrió hace varios años, se pudo reconstruir casi en su totalidad y fue por el alto nivel asegurador del mismo país. Esto tomando en cuenta que ciertamente el país estaba muy afligido.

Cuando viene una catástrofe de una magnitud inmensa, implica que las compañías de seguros tienen que asumir costos sumamente altos, y costos que serían imposibles que pudiesen asumir ellos mismos. Para esto existen las reaseguradoras. Y su trabajo es sencillo, se encarga de fragmentar en partes mínimas el volumen de lo que se ha asegurado. Si las reaseguradoras no existiesen, las compañías de seguros fácilmente quebrarían porque sería imposible asumir costos tan elevados como los que vienen luego de un tsunami o un terremoto. Gracias a ellos, cerrajeros Marbella se pudiese restablecer después de un infortunio como estos.

Evidentemente, las compañías reaseguradoras deben de tener cierto beneficio porque no harán eso gratis, y el trato es que las empresas de seguros le tienen que ceder una parte de las primas, esto es lo que nosotros pagamos para asegurar algo. Y gracias a esto, electricistas Madrid se siente seguro por si algo llegase a pasar.

¿Seguro de coche con franquicia o sin franquicia?


El seguro del coche es siempre uno de los aspectos que más se analizan cuando se tiene un vehículo en propiedad. No suelen ser baratos, por eso se busca la manera de reducir en lo posible se precio y es ahí donde se plantea una gran duda: ¿Con franquicia o sin ella?

Elegir un seguro con franquicia supone que la prima de la póliza será más asequible, tanto más cuanto mayor sea la cuantía de la franquicia. Al fin y al cabo, contratar este tipo de seguro supone también que el propietario del vehículo asume una parte de la reparación en caso de siniestro.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que la franquicia no se paga una vez, sino que se debe abonar por cada parte que se dé. Es decir, si en un año se dan dos partes habrá que abonar dos veces la franquicia. Cuando esto ocurre, evidentemente, el seguro acaba saliendo más caro.

Entonces ¿merece la pena decantarse por la franquicia? Todo depende. Si se trata de un conductor con un mal expediente en lo que a siniestros se refiere, evidentemente, no. Tampoco si se trata de un vehículo que pasar por muchas manos o que hace miles de kilómetros al año. Las posibilidades de sufrir un accidente se incrementan con el uso.

Ahora bien, también hay que comparar lo que ofrecen las compañías aseguradoras. En algunas la franquicia solo se aplica sobre la cobertura de daños propios, algunas otras lo que hacen es no aplicarla cuando se declaren solo daños de lunas o intento de robo del vehículo. Y, por otra parte, hay compañías que permiten aplicar la franquicia a coberturas específicas.

En definitiva, un seguro con franquicia puede resultar muy rentable, o todo lo contrario. Como siempre, conviene analizar al detalle todos los aspectos, todas las compañías y todos los aspectos para elegir el seguro al que realmente vamos a sacar partido.

Ayuda para elegir un buen seguro de hogar


Sin duda la contratación de un buen seguro es algo muy importante para poder sentir protegido. Ya que a nadie le gusta abrir la puerta de su casa y ver cómo le han robado, que una inundación le haga perder sus objetos más preciados. Sin duda ese es uno de los momentos en el que te das cuenta y esperemos que no demasiado tarde, en lo importante que es compartir un seguro de hogar acorde a nuestro hogar.

Es muy importante no contratar ni un infraseguro ni tampoco un sobreseguro, sino saber lo que nos hace falta en cada momento o circunstancia. Por lo tanto, hay que ser conscientes del valor real de los bienes que queremos asegurar, los cuales deberemos declarar en la póliza.

Antes de comenzar a hablar sobre seguros o primas es necesario conocer ciertas definiciones para saber de qué estamos hablando.

La prima es la cantidad de dinero a abonar de forma periódica a la compañía de seguros; el preci a pagar.

La Póliza es el documento del contrato.

Condiciones generales y particulares, son los detalles recogidos de nuestro contrato.

La franquicia es el importe previo pacto que el seguro debería pagar al asegurado cuando sucede un siniestro.

El riesgo es la posibilidad de que se produzca el daño.

Lo que sí que necesitamos son una serie de pasos a seguir importantes para poder decidir cuál será el mejor seguro para cada uno de nosotros. Debemos contratar un seguro acorde con nuestras necesidades, un multirriesgo el cual nos garantice que la responsabilidad civil esté cubierta. Es decir, que estén protegidos todos los daños comunes, tanto para la vivienda o inmueble o lo que ahí se encuentre. Este tipo de seguro viene a costar en torno a los 150/200 euros.