¿Qué es un PPP?


Las siglas PPP definen a los perros potencialmente peligrosos. En el momento que se adquiere una mascota, se adquiere una gran responsabilidad, no solo para con ella, sino también ante las incidencias que esta pueda causar. El dueño está obligado a responder ante las travesuras del perro como daños superficiales en inmuebles o ropa. El problema surge cuando no solo el perro hace travesuras y puede ser peligroso. Un perro potencialmente peligroso es aquel que tiene tendencia a ser agresivo y puede agredir a las personas.

http://www.diarioya.es/content/la-evoluci%C3%B3n-de-oficio-de-la-cerrajer%C3%ADa-desde-la-forja-hasta-la-dom%C3%B3tica

Estos perros, cuya segmentación, definición y diferenciación depende del gobierno de las distintitas comunidades autónomas, están obligados a tener un seguro que respalde las acciones que el perro pudiera llegar a hacer.  Aunque los dueños no siempre conocen esta responsabilidad, deben saber que el Real Decreto 287/2002 establece la total obligatoriedad de poseer el seguro.  El seguro de responsabilidad civil se puede contratar en todas las compañías aseguradoras  y depende de las capacidades del seguro tendrá distintas coberturas. Los dueños de las mascotas no siempre están de acuerdo con estas medidas , pues confían plenamente en sus mascotas, pero no podemos olvidar que son animales y que estos tienen instintos que  una buena educación no siempre puede  controlar. Esos instintos pueden ser muy peligrosos, y el alcance de la fuerza de un perro puede llegar a ser impredecible.

Primero hemos de educar bien a nuestras mascotas, para poder prevenir toda posible acción, pero si esto no llegara a ser suficiente, el seguro cubrirá al perro y a su dueño ante responsabilidades. Debemos entender el por qué de la obligatoriedad del seguro y saber que cuando se adquiere una mascota es para la toda la vida de esta misma y debemos responder ante ellas. Compra y adopta a conciencia tus mascotas.