¿Seguro de coche con franquicia o sin franquicia?


El seguro del coche es siempre uno de los aspectos que más se analizan cuando se tiene un vehículo en propiedad. No suelen ser baratos, por eso se busca la manera de reducir en lo posible se precio y es ahí donde se plantea una gran duda: ¿Con franquicia o sin ella?

Elegir un seguro con franquicia supone que la prima de la póliza será más asequible, tanto más cuanto mayor sea la cuantía de la franquicia. Al fin y al cabo, contratar este tipo de seguro supone también que el propietario del vehículo asume una parte de la reparación en caso de siniestro.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que la franquicia no se paga una vez, sino que se debe abonar por cada parte que se dé. Es decir, si en un año se dan dos partes habrá que abonar dos veces la franquicia. Cuando esto ocurre, evidentemente, el seguro acaba saliendo más caro.

Entonces ¿merece la pena decantarse por la franquicia? Todo depende. Si se trata de un conductor con un mal expediente en lo que a siniestros se refiere, evidentemente, no. Tampoco si se trata de un vehículo que pasar por muchas manos o que hace miles de kilómetros al año. Las posibilidades de sufrir un accidente se incrementan con el uso.

Ahora bien, también hay que comparar lo que ofrecen las compañías aseguradoras. En algunas la franquicia solo se aplica sobre la cobertura de daños propios, algunas otras lo que hacen es no aplicarla cuando se declaren solo daños de lunas o intento de robo del vehículo. Y, por otra parte, hay compañías que permiten aplicar la franquicia a coberturas específicas.

En definitiva, un seguro con franquicia puede resultar muy rentable, o todo lo contrario. Como siempre, conviene analizar al detalle todos los aspectos, todas las compañías y todos los aspectos para elegir el seguro al que realmente vamos a sacar partido.