Los comercios vacíos tienen póliza de seguros


Cuando un establecimiento comercial quiebra, hay seguros que cubren estos locales contra muchas eventualidades. Aunque no es obligatorio por ley, lo mejor que podéis hacer es que contrates uno. Es bien sabido que un local comercial vacío no está exento de sufrir daños estructurales que podrían comprometer y afectar comercios y propiedades vecinas. Una cañería rota podría producir un desbordamiento y como se ha dicho antes, puede ocasionar daños en locales aledaños, por lo que toda la responsabilidad de los daños recaería sobre vosotros y tendrían que pagar todos los daños que el desbordamiento causó en otros locales.

Está la preocupación de un robo, si en vuestro local todavía quedan cosas de valor y entraran a robarlas, todo lo que está adentro no tiene seguro, por lo cual perderían todo objeto de valor y nadie os indemnizará. Por estas y otras razones más, si tenéis un local comercial puedes contratar un seguro para el mismo y no pasaréis muchas molestias. Además, si por casualidad vais a quiebra, vuestro negocio sigue quedando protegido y os salvará de cargos económicos extras.

Los seguros ofrecen buenas coberturas para comercios desocupados

Aunque no es una póliza uniforme, las compañías aseguradoras ofrecen más o menos los mismos servicios, algunos factores que inciden en el tamaño de las pólizas son; el tipo de negocio, el sitio donde se encuentra, el capital del negocio, entre otros menos importantes. Dependiendo de esto, podréis gozar más o menos de muchos beneficios.

Póliza de Responsabilidad Ciudadana

Esta es una de las pólizas más importantes, puesto que se encarga de cubrir los daños causados a terceras personas y terceros comerciales. Aunado a esto, cubre los daños e incidentes que se producen dentro del establecimiento, otras pólizas pueden tener seguro en cuanto a defensa penal y fianzas cuando la gente va a prisión.

Póliza de aseguramiento contra daños y siniestros

Los seguros cubren gran parte de daños materiales que le ocurren a los negocios comerciales, siniestros tales como explosiones ocurridas por mala distribución del gas externo, lluvias que causen desbordamientos, rayos que causen daños estructurales y en equipos electrónicos, entre otros. Si tenéis algún seguro para vuestro establecimiento, tened por seguro que estará totalmente cubierto. Inclusive algunos seguros cubren daños ocasionados por el óxido en las tuberías, inclusive los daños eléctricos que las fugas de agua puedan ocasionar por este factor. Algunos seguros añaden la remoción y limpieza de escombros si por alguna razón habéis sufrido un siniestro de consideración.

Indemnización por cualquier tipo de robos

Como es sabido, si hay crisis la criminalidad tiende a aumentar, y los primeros objetivos son los comercios, abiertos o desocupados. Si tenéis objetos de alto valor en vuestro local comercial, lo más lógico es que contratéis una buena póliza de seguros que cubra este tipo de incidentes. Este seguro cubre desde la compensación por los objetos de valor dañados hasta el cambio de cerraduras si han sido forzadas e inutilizadas para cometer el delito.

Eventualidades que se excluyen de las pólizas de seguros

Lo primero que los seguros excluyen de sus pólizas son los establecimientos comerciales que estén en completamente abandonados, los que se hallen sin mantenimiento y los que están totalmente vacíos y los que no están ni parcialmente habitados. El hecho de que tengáis un establecimiento comercial vacío no quiere decir que lo dejéis al abandono completo, si vais a asegurarlo, tendréis que tenerlo en perfectas condiciones así no lo estéis usando, esto para que el seguro cubra la mayor cantidad de pólizas posibles. Si no hacéis esto, y si vuestro local está completamente abandonado, el seguro se negará de plano a ayudarte y mucho menos cubrirá vuestros daños.

Con esta pequeña guía acerca de lo que cubren los seguros podréis tener un acercamiento acerca de lo que quieras que los seguros cubran, debéis tener en cuenta que el establecimiento debe tener las condiciones mínimas para que los seguros no se nieguen a prestaros ayuda. Ahora bien, si no tenéis seguro os recomendamos que al menos puedas pagar uno mínimo para que no ocurran incidentes.