Seguros para aparatos electrónicos


Hoy en día, nuestra vida cotidiana está rodeada de pequeños pero indispensables aparatos electrónicos. Quién no tiene un móvil, una Tablet y un ordenador, aparatos que se utilizan continuamente y que están expuestos a golpes o roturas accidentales, sin contar los robos en el caso de los Smartphones.

Algunas pólizas de hogar incluyen aspectos como el robo de los teléfonos móviles, sin embargo, dado el valor de estos aparatos electrónicos, no es descabellado plantearse la posibilidad de asegurarlos de manera independiente, al menos móviles y tabletas, que son los que más riesgo de sinestros soportan. De hecho, es una de las últimas incorporaciones a la cartera de muchas compañías aseguradoras y, por supuesto, de las propias compañías de telefonía.

http://www.estrelladigital.es/articulo/empresas/aumentar-seguridad-hogar-todos-niveles/20161214200833307602.html

¿Merece la pena? Hay que tener en cuenta que el precio de estos seguros no es demasiado elevado y que estos dispositivos son cada vez más sofisticados, por lo que una rotura o un robo pueden suponer un desembolso económico más que considerable.

En el caso de los teléfonos móviles, este tipo de seguros suelen cubrir el robo, pero no el hurto (no media violencia). También cubren roturas de pantalla o reparaciones por filtración de agua. Y, en el caso de que hay un uso fraudulento, es decir, que el teléfono se use para realizar llamadas, se contempla una indemnización. Cuestiones (salvo la última) que también se aplican en el caso de tabletas u ordenadores.

Y, aunque el precio de este tipo de seguros no sea demasiado elevado, los hay que contemplan la posibilidad de incluir algún tipo de franquicia. Pero también es cierto que, aunque estos seguros resulten atractivos, tal vez sean más aconsejables en el caso de que los dispositivos tengan un valor apreciable y en el primer año de vida o, como mucho el segundo, ya que pierden valor rápidamente.

En cualquier caso, lo mejor es echar cuentas, buscar ofertas y tener muy claro si tratamos los dispositivos como se merece o somos un poco descuidados.